Nudistas y bofetones de realidad.

¡Qué curioso! Cuando crees que el nudismo está un poco más normalizado y aceptado en los tiempos que corren, porque acudes a tu playa habitual (libre o nudista) y te desnudas sin problemas, vas a un camping naturista sin esconderlo, lo dices en tu círculo de amigos y familiares y parecen respetarte, incluso, algunos te apoyan. Entonces, llega la realidad y te da un bofetón en plena cara. Te saca de tu ilusión de golpe. Vuelves a sentir los prejuicios de la gente y la culpa sobrevuela, te acecha.

¡Joder qué pereza! No iba a escribir sobre el tema, porque me dio pena y rabia a la vez. Tuve sentimientos encontrados. A ciertas cosas me gusta darle la importancia y energia justa que se merecen, y la verdad, esta merecía bien poco. Pero voy a escribir para reflexionar sobre algunos comportamientos humanos.

En nuestro maravilloso fin de semana de actividades de ANVA (Asociación Naturista Valenciana), hicimos una visita al Barranc de les Salinetes, una rambla situada en el término municipal de Novelda (Alicante), más adelante haré una entrada sobre este lugar tan singular. La excursión tenía como fin conocer una serie de nacimientos y pozas que hay en la zona y darse baños de barro con arcillas.

Llegamos al lugar donde se suelen dar los barros la gente. Allí había solo una pareja de mediana edad. Al llegar, algunos del grupo enseguida entablaron conversación con el hombre, quien,muy amablemente, empezó a explicarles las bondades de las aguas y las arcillas de la zona. Después, les acompañó a ponerse los barros. Su mujer también se unió, poniéndose barro en uno de los brazos. Hasta aquí todo genial. Bueno, a mí me extrañó un poco que cuando llegamos, ella estaba en biquini y en seguida se puso una camiseta, a pesar de que iba a ponerse arcilla, lo que hizo con la prenda puesta. En un momento dado, uno de nosotros, y por pura educación, porque ellos estaban allí cuando llegamos, le pregunta a la señora si le importa que nos quitemos el bañador para darnos los barros, algo muy engorroso con él puesto. Si le hubieramos pedido ayuda para matar a alguien y deshacernos del cadáver, se hubiera ofendido menos. Fue como decir ¡Belcebú, yo te invoco! Jajajaja, me río ahora a toro pasado, en el momento fue muy desagradable. De momento empezó a despotricar como loca, gritándole a su marido que se iban de ahí pero ¡ya! El pobre hombre, que no sabía bien qué estaba pasando, le pregunta: -¿Pero qué pasa?-, a lo que ella le contesta: -¡Estos, que me han dicho si me importa que se pongan en cueros! Y les he dicho que nosotros nos vamos inmediatamente de aquí, ¡pero ya! ¡Venga, vámonos!-. El señor, visiblemente avergonzado por el comportamiento de su mujer, le dice: -¿Y qué pasa porque se desnuden? ¿Qué problema hay?- Y ella en sus trece, sin escucharle -¡Qué nos vamos!-. Mientras recogían sus cosas, seguía diciendo de todo por su boca, mientras él, agachaba la cabeza. Nosotros, alucinando con la situación. Al final nadie llegó a quitarse la ropa.

La verdad, nos cortó el rollo totalmente y nosotros a ella, sobre todo a su marido, el pobre. Yo mentalmente le compadecía mientras lo trataba como un trapo. Si hubiese sido al revés, para todos sería un maltratador. Pues para mí, esa señora lo fue, ejerció una violencia sobre su marido propia de eso.

Y sí, aunque sabía que no habíamos hecho nada malo, hubo unos segundos que me cuestioné si lo que queríamos hacer estaba bien. ¡Me hizo cuestionármelo! Lo que he dicho antes, prejuicios enquistados y culpa.

Me quedo con algo que dijo una de las mujeres del grupo con más experiencia en la vida que ninguna, incluida la señora violentada. Mientras esta mujer nos ponía verdes, ella, muy tranquila, dijo -¡Qué pena de mujer! ¡Pobrecita! ¡Con esa forma de pensar!-. Y es totalmente cierto, porque al fin y al cabo, la que peor lo pasó fue ella. Se llevó un disgusto y se marchó a su casa antes de lo previsto. Nosotros no nos quitamos el bañador ahí, pero lo hicimos más abajo en otra poza. Eso sí, esta vez sin preguntar.

Mamá nudista.

Anuncios

23 comentarios en “Nudistas y bofetones de realidad.

  1. sernudistaenmadrid 5 junio, 2018 — 7:30 am

    Uff, me ha dado mal rollo hasta leerlo, así que entiendo que os quedarais descolocados.
    Esta cara y esta cruz, la tenemos cada vez que estamos en sitios públicos. Un día vas a una playa y pasas un día perfecto y te vuelves a casa con una sonrisa que no te cabe en la cara de satisfacción, diciendo esto es respeto y tolerancia, ¡qué maravilla de día! y al día siguientes vuelves a esa misma playa y se te pone una familia vestida a lado que no te quitan ojo, cada miembro de la familia de una forma diferente y te vuelves a casa con una pesadumbre que no te cabe ni en la cabeza ni en el corazón.

    Le gusta a 2 personas

    1. La verdad, fue menos traumático porque íbamos en grupo y eso te da seguridad, aún así, fue un mal trago. Tienes toda la razón, nunca sabes por dónde te va a salir la gente cuando te sales de lo que dicta la moral impuesta en esta sociedad. No lo he contado en el post, pero para más inri, había niños en nuestro grupo que presenciaron la escena, todavía da más rabia, porque se les educa de una forma y luego con esto reciben mensajes contradictorios. Pero bueno, parece que ser nudistas nos obliga a pagar este peaje. Gracias por comentar.

      Le gusta a 1 persona

  2. Ya lo dicen los sabios:”más vale pedir perdón que pedir permiso”.
    Y otra muy buena: “si los que hablan mal de mí, supieran lo que pienso de ellos, hablarían peor”.
    Por lo demás, …qué amargura no?

    Le gusta a 3 personas

    1. Jajajajajajajaja 😂 muy bueno.
      El refranero español es muy sabio.
      Sí, pobre mujer y pobre marido, vaya vejez le espera. Si es que aguanta…

      Le gusta a 1 persona

  3. Yo siempre me he preguntado cuantos y cuantas empezando en el nudismo y con este aún no muy interiorizado no habrán desistido después de una experiencia así

    Le gusta a 1 persona

    1. Seguramente alguno que otro. Haces algo nuevo, con lo que no te sientes muy seguro y te pasa una cosa así… pues como que te lo planteas.

      Le gusta a 1 persona

  4. Pocas cosas puden sorprendernos ya. Hace dos años, vamos a la zona nudista, y poco accesible, del Pantano de San Juan. Nos ponemos en una zona tranquila donde apenas hay gente. Nos desnudamos y tomamos el sol. A media mañana llega una familia y se plantan con sombrilla y todo unos metros a la izquierda. No pasa nada hasta que bajo a bañarme y desde lejos escucho como un niño comenta muy grosero que hay una señora en pelotas riéndose. Acto seguido los adultos me señalan sin rubor y escucho cosas más groseras aún como que si se le ve el ojete, y que qué vergüenza, esto en la zona donde normalmente hay cuatro gatos y que cada uno va como quiere, porque la otra orilla está masificada. Pues tuvimos que marcharnos nosotros porque se creen los dueños del mundo. Pero con gente más cercana también he sufrido críticas absurdas. En fin.

    Le gusta a 2 personas

    1. Vaya…que desagradable, hay veces que tenemos que aguantar cada cosa… Gracias por compartir tu experiencia. Un saludo

      Me gusta

      1. De todas formas el lugar está cada día más imposible. Tenéis mucha suerte en la comunidad valenciana con algunas playas, a nosotros nos encanta El Saler y Corinto. Aquí tenemos pocas opciones. Saludos.

        Le gusta a 1 persona

      2. Sí, la verdad es que en el interior tiene que ser más complicado. Aquí sí tenemos suerte, disponemos de bastantes playas.

        Me gusta

  5. Demetrio Talamantes Pérez 7 junio, 2018 — 7:32 pm

    Buenas tardes, siempre hay gente para todo, a lo mejor el prejuicio lo tienen ellos. Yo suelo ir a la de Corinto cuando puedo, y siempre esta el típico miron o el que va haber si cae alguna o alguno, lamentablemente. Saludos y gracias.

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí, tienes toda la razón. Gracias a ti por comentar. Un saludo

      Me gusta

  6. Buenas tardes, su intolerancia los hace maleducados. Es una lástima.
    A mi me pasó algo similar pero estaba solo. Llegue a una cala, había un matrimonio mayor en traje de baño me situé a la otra punta me desnudé y me fui a nadar una media hora, al llegar me encuentro con la señora de pie en posición como de policía esperando mi salida del agua para decirme lo guarro y depravado que era, en un primer momento mi silencio fue mi respuesta, tambien habían llegado un señor y tres mujeres de su misma edad, más o menos, que ante similar escena el señor se desnudó para solidarizarse conmigo lo cuál sirvió para que la señora se marchase diciendo todo tipo de improperios. Fue una experiencia que no olvidaré !!!! Saludos.

    Le gusta a 2 personas

    1. ¡Vaya papelones nos tocan! Sí, los ciega totalmente su intolerancia. Un saludo y muchas gracias por contarnos tu experiencia.

      Me gusta

  7. Jo, qué desagradable la mujer esa. Me encantan tus relatos,aunque sean para denuncias asi, amiga.

    Le gusta a 1 persona

  8. ¿Sabéis si hay alguna actividad de ANVA para la noche de San Juan en las cercanías de Valencia?

    Me gusta

    1. Este es el enlace de la actividad de San Juan.

      Me gusta

  9. Gracias, buscamos algo durante la noche de las hogueras, aunque como no haya gente en El Saler lo vemos difícil.

    Me gusta

  10. Nosotros asistiremos a lo de ANVA , pero claro esto es de día.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close