Pezones libres

La delgada línea entre pornografía, arte, activismo y la propia naturaleza. En todas estas escenas está presente el desnudo y también en todas ellas sigue habiendo tabúes.

El desnudo es censurado en las redes sociales. Hace unos días, a un lector de este blog se le bloqueó la cuenta de Facebook por publicar una fotografía de Spencer Tunick.

¿En qué quedamos? Según la red social: “Entendemos que las personas comparten desnudos por una variedad de razones, entre ellas, como una forma de protesta, para generar conciencia sobre una causa o por razones educativas o médicas, y aceptamos el contenido cuando dicha intención es evidente”, y subraya: “Aunque restringimos las fotos de senos femeninos que muestren el pezón, sí permitimos las que representen actos de protesta, a mujeres amamantando activamente y fotos de cicatrices de mastectomías. También permitimos fotografías de pinturas, esculturas y otras obras de arte donde se muestren figuras desnudas”.

¿Entonces? ¿Quién o qué, y según qué directrices dictan que una fotografía es ofensiva y no es arte? Es muy contradictorio. Dicen permitirlo pero a la vez censuran la fotografía de un conocido fotógrafo que no contiene en sus obras escenas obscenas, solo desnudos. ¿Esto no es arte?

Lo preocupante no son solo los algoritmos puritanos que censuran en estas redes sociales con doble moral, lo realmente preocupante es que los propios internautas son los principales inquisidores desde el anonimato y así lo hacen muchos reportando contenido y perfiles.

¿Por qué molesta tanto ver una teta? Los pezones femeninos son la principal causa de censura en estas plataformas. Se puede ver la teta con el pezón tapado, si el pezón está visible, censura.

Después hay vídeos de violencia explícita que yo misma alguna vez he denunciado, y desde la red social te contestan que la publicación no infringe las normas de la comunidad, que simplemente si te molesta, bloquees al usuario para no verlo.

Y seguimos, yo incluida, permitiendo que nos censuren, manipulen y espíen solo por miedo a quedar fuera de la sociedad virtual.

Mamá nudista.

Fotografías extraídas de internet.

Anuncios

4 comentarios en “Pezones libres

  1. Muchxs de lxs que te leemos hemos sufrido el afán inquisidor de las redes (Instagram, Facebook…) por el mero hecho de compartir el trabajo de un artista. Personalmente la última ocasión en la que me dieron opción a apelar les copié línea por línea sus normas. No sirvió para nada. Estrambótica fue la oportunidad en que bloquearon la página del Museo del Serrablo por compartir imágenes de las obras expuestas. ¡Qué cochinos estos del museo!. Es bien cierto que la opción de denunciar anónimamente invita a paladins de la decencia y el decoro a realizar su loable campaña. Cierto es que se usa también en inquinas y envidias personales. Yo no menospreciaría la labor de los algoritmos, arrasan allá por donde urgan.

    Duele muchísimo ver verdaderos trabajos artísticos mutilados, estropeados para tapar ¿un par de centímetros cuadrados de cuerpo?. Y sólo el femenino: a la estupidez se une el machismo, la misoginia.

    Personalmente es un reto presentar desnudos explícitos sin esos aditamentos, pero que la misma toma engañe a los ojos de la máquina. Estimula la creatividad y la imaginación. 😉

    Le gusta a 3 personas

  2. Suscribimos absolutamente el tema. Nosotros hemos sufrido alguna sanción en las redes sociales por este tema, por colgar alguna foto absolutamente inocente y además propia, sin ni siquiera copiar alguna sacada de otras páginas. Luego, en esa misma red hay violencia explícita e incluso páginas timo que venden productos falsos o inexistentes. Aparte de tener que soportar comentarios insultantes en cuanto se saca este tema o aquel sólo por el placer de insultar. Todo tolerado por los dueños, que no se sabe muy bien por qué sin embargo no toleran como dices ni un pezón. Lo más grave es que muchas veces es gente particular que denuncia un simple desnudo. En nuestro caso, un grupo nudista en el que participábamos y que era prácticamante imposible sólo poner una foto porque no se sabía quién de los que habían sido invitados se dedicaba a denunciar sistemáticamente, hasta que el grupo fue cerrado. Y así mil ejemplos. Último caso ya desesperante es que algún amigo te denuncie sin que lo sepas por poner una foto en tu propio perfil en la que se te ve un pezón o, como es mi caso, tu culo con una playa de fondo. Triste de verdad el panorama, ya ni reducir a tus amigos la “política de privacidad”. Saludos.

    Le gusta a 2 personas

    1. Totalmente de acuerdo, no se puede uno fiar de nadie. Un saludo

      Me gusta

  3. Bobjones Papaton 30 octubre, 2018 — 5:35 pm

    Una situación aparte de desagradable, penosa; que haya personas en 2018 con esa mentalidad tan obtusa es lamentable.
    Pero Mamá, esa mujer se expresó, sin ninguna razón, pero habló. Ya sabrás lo que tenemos que aguantar: miradas torvas, risas sin disimulo, ojos que te “fusilan” … gente con pudorosos bañadores, claro está.
    Lo positivo: nosotros a lo nuestro y quien no le guste ¡que no mire!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close